Visite el Nuevo LiveArgentina
Página Principal

IGLESIA Y CONVENTO DE SAN FRANCISCO Fines S. XVII
Calles Amenábar y San Martín.

Es uno de los más antiguos y relevantes conjuntos religiosos de la ciudad de Santa Fe. Ocupa un amplio predio que antiguamente abarcaba una manzana del área histórica y hoy ha quedado incorporado en el trazado del Parque del Sur de la ciudad. La construcción del conjunto franciscano se inició con un primer templo precario a mediados del siglo XVII, al trasladarse la ciudad de Santa Fe al sitio actual. En 1673 comenzó a levantarse el templo que se conserva, terminado en 1688. Las obras del convento siguieron por varios años. Hacia fines del siglo XIX, el frente del edificio fue sustancialmente modificado, con un trazado italianizante. La ciudad, en su impulso progresista, quería borrar las huellas de la urbe colonial y la transformación de las fachadas es un ejemplo de ello. En 1938, el arquitecto Angel Guido respetó la nueva fachada pero trató de devolverle al interior su aspecto original. Entre 1949 y 1952, ya declarado el conjunto monumento histórico nacional, el arquitecto Mario Buschiazzo, apoyado en la documentación gráfica, devolvió al conjunto la imagen colonial. La iglesia, con planta de cruz latina, es de una sola nave con galería en el lateral derecho. Los muros, de gran espesor, fueron construidos con el sistema de tapia o tierra apisonada, reforzada con hiladas de piedra sobre cimientos del mismo material y están revocados con barro y encalados. La cubierta de tejas se apoya sobre horcones de madera incorporados a la tapia. En su fachada sencilla, con escasa decoración se destaca la torre adosada al costado izquierdo, desfasada del plano, articulando el frente de la iglesia con el ala del Museo, que está integrado al convento. Lo más atrayente del interior es el magnífico artesonado del cielorraso, en madera ensamblada sin un solo clavo, de inspiración mudéjar. El coro, sobre el acceso, está trabajado con la misma calidad artesanal y estilística. Este trabajo en madera es un ejemplo único en la arquitectura colonial americana. En el templo está enterrado el Brigadier General Estanislao López, y en la sacristía se conserva el Cristo ante el cual juraron los constituyentes de 1853. A la izquierda de la iglesia, se ubica el convento, de escala doméstica, que incluye un patio rodeado por corredores y celdas. Atesora notables reliquias históricas. En el Museo del Convento de San Francisco son dignas de admirar las imágenes de vestir del Nazareno, donada en 1653 por la reina María Ana de Austria y otra de la Inmaculada Concepción, ofrendada en 1642, por la hija de Juan de Garay, mujer de Hernandarias.

 

hecho en Argentina
Liveargentina.com, todos los derechos reservados. info@liveargentina.com